jueves, 12 de enero de 2017

LAS CASAS EN TIEMPOS DE JESÚS




Las casas se construían de ladrillos o piedras y cascotes. Las más pobres tenían una sola habitación con nichos para guardar alimentos y utensilios. Había una puerta y una sola ventana alta y pequeña para evitar la entrada de intrusos. La luz penetraba por la puerta que se mantenía abierta y por la noche se iluminaba la estancia con lámparas de aceite.
El tejado era plano y servía para secar la cosecha o para dormir en las calurosas noches de verano.
Las casas de los ricos tenían un patio donde se guardaban los animales. Además a estas casas se les hacían más ventanas en la parte que daba al patio y así conseguían más luz. También se les hacían alrededor del patio dos o
tres habitaciones.
Los muebles de las casas de los ricos consistían en mesas para comer, sillas con respaldo y camas con almohadas y cojines. En las casas de los pobres, si acaso tenían camas, mesas y sillas pero sin ningún tipo de lujo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario