SYMBALOO

miércoles, 18 de enero de 2017

LAS MUJERES EN LA ÉPOCA DE JESÚS


En aquellos tiempos la vida y costumbres eran muy distintas a las actuales. Cuando las niñas tenían menos de 12 años su padre poseía total poder sobre ellas, hasta tal punto que podía venderlas como esclavas si quería. En el momento que se casaba pasaba a pertenecer al marido. Si éste moría y no habían tenido hijos, la mujer solamente contraía matrimonio con un hermano de su difunto marido.
Para salir a la calle debían llevar el rostro tapado, cubierto por dos velos. Si no lo hacía así, su marido podía divorciarse de ella. Cuando iba por la calle estaba prohibido mirarla e incluso saludarla si estaba casada. Si era soltera debía estar en sus habitaciones y no tener apenas contacto con la gente.
Cuando la mujer vivía en el campo se le permitía que saliera sin velo porque tenía que ayudar al marido en el trabajo, cultivaba la tierra, vendía el producto que obtenía de ella, realizaba la compra en el mercado o iba a coger agua de los pozos que se encontraban, generalmente, a las afueras de su población.
También era costumbre que la mujer no aprendiera a leer ni escribir, solo se les enseñaba a cumplir con las tareas de la casa porque ese era el papel que tenía en la sociedad y en la familia. Las escuelas eran nada más que para los niños y a las chicas no se le enseñaba ni siquiera la lectura de su libro sagrado, Torá.
A Jesús todas estas cosas respecto a la mujer no le parecen bien, para Él hombre y mujer son iguales y no le gusta que la mujer sea discriminada. Por eso en su grupo de seguidores iban tanto hombres como mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario