SYMBALOO

viernes, 3 de febrero de 2017

SAN BLAS

Patrón de: Enfermedades de la garganta San Blas era conocido por su don de curación milagrosa. Una pobre mujer tenía a su hijito agonizando porque se le había atravesado una espina de pescado en la garganta. Corrió hacia un sitio por donde debía pasar el santo. Se arrodilló y le presentó al enfermito que se ahogaba. San Blas le colocó sus manos sobre la cabeza al niño y rezó por él. Inmediatamente la espina desapareció y el niñito recobró su salud. El pueblo lo aclamó entusiasmado. Le cortaron la cabeza (era el año 316). Y después de su muerte empezó a obtener muchos milagros de Dios en favor de los que le rezaban. Se hizo tan popular que en sólo Italia llegó a tener 35 templos dedicados a él. Su país, Armenia, se hizo cristiano pocos años después de su martirio. En la Edad Antigua era invocado como Patrono de los cazadores, y las gentes le tenían gran fe como eficaz protector contra las enfermedades de la garganta. El 3 de febrero se bendecían dos velas en honor de San Blas y se las colocaba en la garganta de las personas enfermas diciendo: "Por intercesión de San Blas, te libre Dios de los males de garganta". Cuando los pequeños se enfermaban de la garganta, sus madres repetían: "San Blas bendito, que se ahoga el angelito".

No hay comentarios:

Publicar un comentario