viernes, 16 de junio de 2017

ARDI GALDUA

LA OVEJA PERDIDA ACTIVIDADES

JUEGO DEL ZOOLÓGICO
Cada niño recibe un papel con el nombre de un animal que no le enseñará a nadie. Sin hablar, él imitará el sonido del animal y buscará entre sus compañeros animales de su especie, es decir, alguien que emita un sonido como el suyo. El grupo que se reúna antes ganará el juego.
En este juego aprendiste que estabas perdido en medio de tanto animal, pero cuando pasaste al lado de alguien que emitía tu mismo sonido te sentiste contento porque estabas intentando ganar el juego. La parábola de la oveja perdida habla de la alegría que siente un pastor cuando encuentra a una oveja que creía perdida.

Lucas 15:5-10

















No hay comentarios:

Publicar un comentario