miércoles, 12 de junio de 2019

EL APOCALIPSIS PARA NIÑOS DE 11 A 12 AÑOS: primer encuentro

A lo largo de muchos años, los niños de once y doce años, me han pedido trabajar el Apocalipsis. Durante todo ese tiempo, me rehusé porque creía que no era importante para ellos. 
Sin embargo, hace un año me decidí a poner en práctica aquello de atender el interés del que aprende y comencé a trabajar el tema con los chicos de 6º grado, es decir once y doce años.
Primer momento: 
Preguntar por qué tienen interés en leer el Apocalipsis y qué saben de este libro de la Nueva Alianza.
• Generalmente conocen y gustan de los monstruos que aparecen, tienen curiosidad porque habla del fin del mundo y, lo que más conocen, es el número 666 que aparece en numerosas películas. 
• Explicar que la palabra «apocalipsis» significa «revelación» y, además de narrar la vuelta de Jesús al final de la historia, muestra una forma de ver la historia y, para hacerlo, utiliza un lenguaje simbólico. Por eso, para leerlo hay que conocer la situación de los cristianos en ese momento.
Trabajo en grupo con dos preguntas:
• ¿Cuál es la situación del mundo actual?
• ¿Qué buen mensaje podemos darle al mundo?
Poner en común lo trabajado. Contar que el Apocalipsis se escribió en una época en que los cristianos estaban muy perseguidos por Domiciano (año 95), emperador romano que pretendía ser adorado y que, si las fuerzas del imperio encontraban uno, lo más probable era que lo mataran.
¿Cómo hacían entonces para comunicarse? Lo hacían en «clave», en lenguaje simbólico. Es en este contexto histórico donde debemos buscar el verdadero significado de los simbolismos.
Vamos a leer algunos textos del Apocalipsis a lo largo de varios encuentros, teniendo en cuenta:
• La situación en que fue escrito.
• El lenguaje simbólico.
• El mensaje destinado a los hombres de aquella época y para nosotros en la actualidad.
• Que el objetivo del libro es hablar del triunfo definitivo de Dios en la historia. 
Segundo momento:
Leer Apocalipsis 1, 9-20
Para una mejor comprensión, pedimos a los chicos que dibujen lo que leen en hojas blancas y luego las exponemos en el pizarrón.
Al finalizar, guardamos o fotografiamos esos dibujos, o algunos de ellos, para usarlos el año siguiente. Explicamos a los niños que por eso los guardamos.
Una vez que están pegados los dibujos en el pizarrón, explicamos algunos signos, los que más le llaman la atención a los chicos.
• Las siete Iglesias representan a todas las iglesias.
• El número 7 significa plenitud, perfección, totalidad.
• Siete candelabros: la Iglesia.
• Hijo del hombre: Jesús resucitado.
• Túnica blanca: sacerdocio.
• La voz que era como el estruendo de grandes cataratas, o como el sonido de la trompeta: voz de Dios.
• Espada de doble filo: la fuerza de la Palabra de Dios.
• El trono: aparece numerosas veces, significa poder.
Preguntamos qué significa esta visión. A veces puede ser confusa, como un sueño.
Jesús ha triunfado sobre la muerte y nos da un mensaje de esperanza.
Puede parecer, como parece en los primeros capítulos del Apocalipsis que estamos perdidos y que es el mal el que triunfa, pero Dios y el amor siempre triunfan.
Recordemos que los primeros cristianos sentían un poco de desesperanza al ver la crueldad con que se los perseguía.
Tercer momento:
• ¿Qué mensaje de esperanza podemos dar al mundo de hoy?
• ¿Tenemos esperanza o creemos que lo que está mal seguirá mal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SYMBALOO