domingo, 24 de febrero de 2019

Jesús y sus comportamientos de amistad


Jesús tuvo muchos amigos, como los apóstoles y muchos de sus discípulos a los que amó, con los que compartió sus enseñanzas sobre Dios Padre y por los que dio su vida.
Él siempre tuvo un comportamiento ejemplar defendiendo a los más pobres, compartiendo con ellos, ayudando a todos los que lo necesitaban.
Una de las formas en que Jesús ayudaba era realizando milagros, como curar a los enfermos, devolver la vida a los muertos o al multiplicar los panes y los peces, mostrándonos el gran amor que nos tiene Dios a todas las personas.
Pero Jesús también nos dio el Mandamiento del Amor para que nos sirviera para tener comportamientos de amistad con los demás, amándolos y ayudándolos como si fuéramos hermanos.
Los cristianos cuando seguimos el ejemplo de Jesús debemos ayudar a los que más lo necesitan, porque cada vez que lo hacemos es como si lo ayudáramos a Él.
La manera en que podemos hacerlo es:
- Ayudando a los más pobres de forma desinteresada.
- Tratar a los demás siendo justos y de forma igualitaria.
- Colaborar con aquellos que trabajan caritativamente y humanitariamente ayudando a los más necesitados con alimentos, medicinas, escuelas, hogares..., como ONGs o Cáritas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SAKRAMENTUAK

SYMBALOO